Para el Ceprodh fue una sentencia «agraviante»

Las querellantes del Ceprodh apelarán en cuanto conozcan los fundamentos

 

Para la querella del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (Ceprodh), el veredicto del sexto juicio “La Escuelita” fue “agraviante”.

En clara disconformidad, las abogadas Natalia Hormazábal y Mariana Derni consideraron que los jueces “no atendieron toda la prueba de cómo fueron los hechos”.

“Creemos que fue un veredicto esperable en el marco de la situación nacional, a tono con los últimos fallos de Bahía Blanca y del que absolvió a Milani”, dijo la abogada Hormazábal.

“No nos conforma y sin dudas iremos en casación”, dijo y agregó que la ejecución condicional de la pena impuesta al suboficial de inteligencia Carlos Benavídez “es agraviante, es desconocer la participación concreta que tuvo” en el secuestro de Juan Herman, el estudiante de Bariloche desaparecido después de que lo sacaran de su casa en julio de 1977. “Es una sentencia agraviante”, reafirmaron las querellantes.

IMG_0320

 

Shirley Herreros #CoberturaColaborativa SPN

PH Oscar Livera

 

La fiscalia insatisfecha con las penas

Apelarán cuando se conozcan los fundamentos

Para el fiscal general Miguel Ángel Palazzani la sentencia logró establecer las responsabilidades penales que había exigido la fiscalía. Al igual que el resto de los acusadores, el fiscal dijo que esperará a conocer los fundamentos del veredicto para impugnar las penas, ya que las consideró bajas.

IMG_0207

“Hago la diferencia entre las responsabilidades penales, se establecieron condenas para todos a pesar de que los montos punitivos difirieron bastante de lo que pedimos. Fue importante en la construcción de cómo ocurrieron los hechos: decir que Benavídez es partícipe secundario no es poca cosa, significa que tuvo un aporte en el secuestro de Herman”, destacó.

Indicó que “nos falta conocer qué se dijo, pero que inteligencia fue un engranaje fundamental y que tuvo un rol en el secuestro de Herman, está establecido”, aseguró.

Palazzani adelantó que el séptimo juicio está avanzado para culminar con los tramos aún en deuda de las denuncias de víctimas de la dictadura. Sostuvo que el tribunal debería convocar al juicio “en un plazo no muy largo” porque hasta se avanzó con la audiencia preliminar. “Si fuese este año estamos preparados”, advirtió.

Para el esperado juicio de las detenidas-desaparecidas universitarias y del grupo de militantes, artistas y estudiantes que fueron trasladados desde Neuquén hasta el centro clandestino de Bahía Blanca ya fue fijado el tribunal, que estará integrado por Alejandro Cabral, Alejandro Silva y Simón Pedro Bracco.

Palazzani indicó que el veredicto ratificó “la asociación ilícita para Castelli y anticipó que para Sachitella «vamos a pedir penas más altas porque entendemos que le corresponden segmentos de pena más graves. Surge del veredicto que Inteligencia manejaba todo lo que había en la zona, desde Bariloche a Roca, como un nervio único que inclusive quedó de manifiesto en que prefectura y la armada tenían información de inteligencia sobre víctimas que padecieron persecución en San Martín de los Andes”.

 

Shirley Herreros #CoberturaColaborativa del SPN

PH Oscar Livera

“Yo quería morir, pero la muerte no llegaba”

Sergio Armando Pollastri conoció a Enrique Jorge Esteban en la Universidad de La Plata, cuando él estudiaba abogacía y Esteban y su entonces novia y luego esposa, María Teresa “Maite” Oliva, cursaban periodismo. Pasaron los años y se reencontraron en Neuquén, todos ejerciendo sus profesiones.

Juicio Escuelita Vl 18junio2019 Maite Oliva FOTO Oscar Livera 018

Al brindar su testimonio por videoconferencia desde Buenos Aires, donde reside, sobre los tres meses que compartió con Esteban en la U9 de Neuquén -los liberaron el mismo día-, puso el acento en la crudeza con la que Esteban le contó los horrores que había sufrido cuando lo torturaron durante su cautiverio y las circunstancias que habrían motivado la ilegal detención del periodista.

Puntualizó tres observaciones en el relato de Esteban del tortuoso calvario al que fue sometido, entre otros medios, con la aplicación de picana eléctrica. “Una, cuando uno de los torturadores le decía que había bajado la orden de fusilarlo y que aprovechara de escribirle una carta de adiós a su familia, que se la harían llegar. Al otro día le decían que habían decidido no matarlo”, señaló.

Otra cuando los torturadores jugaban con el dato de hacerle creer que su esposa también estaba detenida. Una vez preguntó si Maite estaba en el mismo lugar y le dijeron que no se lo podían decir, pero que una ocasión vio una bombacha colgada y creyó que era la de su mujer.

“La tercera es que a medida que pasaban las sesiones de tortura, cada vez se le tornaba más imposible soportarla. Ante ello y para hacer cesar el sufrimiento había decidido no resistir más y dejarse morir. ‘Yo quería morir, pero la muerte no llegaba’, me contó. Me dijo que ‘en algún momento me di cuenta de que esa decisión estaba fuera de mí, de mi voluntad. Era alguien que me decía que tenía que seguir resistiendo… Ese algo era Dios’. Yo no sabía de sus creencias, pero evidenciaba que había retomado su fe católica”, señaló Pollastri.

Le contó también que tuvo la sensación cierta de haber escuchado cómo un joven, cerca de él, fue torturado hasta que lo mataron.

En cuanto al por qué los represores secuestraron a Esteban y Maite, lo atribuyó a un episodio que involucró a Luis Borris, un joven que llegó a Neuquén buscando los medios para salir del país porque venía siendo buscado por los represores.

“Yo lo alojé en mi casa, porque era hijo de una amiga de mi suegra”, dijo el testigo y precisó que acudió a Esteban para comentarle  la situación, ante lo cual el periodista se encargó de hacer una colecta para que Borris pudiera irse del país.

“Al día siguiente vino Esteban y me dejó un sobre con el dinero. Cuando lo secuestraron pensé que el hecho pudo estar relacionado con este episodio, pero Esteban ni conocía a Borris”, sostuvo.

En su testimonio Maite también remarcó que su esposo no conocía a Borris.

024 Escuelita VI SPN 10junio2019 FOTO Oscar Livera

Pollastri precisó que en los interrogatorios a los que fue sometido en la cárcel, un mayor de apellido Funes le dijo que lo acusaban de haber ayudado a huir a Luis Borris.

Comentó que cuando supo del secuestro de Esteban, junto a Maite y otra persona fueron al Comando a reclamar y que su decisión personal fue la de relatar los hechos en torno a Borris. Días después lo detuvieron en su lugar de trabajo.

Esta visita al Comando fue decidida tras una entrevista que mantuvieron con el obispo Jaime De Nevares, quien de algún modo les garantizó protección para esa gestión.

Néstor Mathus /#Cobertura Colaborativa SPN

Cuarta semana de audiencias

El tercer juicio por delitos de lesa humanidad en el Alto Valle transita su cuarta semana con audiencias programadas para el 28 y 29 de noviembre.

Jorge Soza, Luis Farías Barrera, Hilarión Sosa (adelanteI y Mario Gómez Arena, Jorge Di Pasquale (atrás)

Jorge Soza, Luis Farías Barrera, Hilarión Sosa (adelante)y Mario Gómez Arena, Jorge Di Pasquale (atrás)

Continue reading

Proudly powered by WordPress
Theme: Esquire by Matthew Buchanan.