Juan Herman, de Bariloche

El secuestro de Juan Marcos Herman, en la casa de su padres de Bariloche ante sus progenitores la madrugada del 16 de julio de 1977, es una de las diez denuncias que comenzaron hoy a debatirse en juicio oral y público en el sexto juicio de “La Escuelita”, que se desarrolla en el salón de Amuc, la mutual de los docentes de la UNCo, en Neuquén capital.

Las restantes víctimas son Eduardo Fernando Ubaldini, su esposa María Luján Gómez; el dirigente gremial de General Roca Martín Olivera; el municipal barilochense Oscar Rodolfo Escobar; Vicente Iantorno; Ernesto Hugo Sifredi; los periodistas Enrique Jorge Esteban –fallecido- y su esposa la trabajadora de prensa María Teresa Oliva y la también periodista María Cristina Parente. Siete de ellas están llamadas a prestar declaración a partir del 18 de este mes.

013 Escuelita VI SPN 10junio2019 TOF Coscia-Cabral-Silva FOTO Oscar Livera

El jurado presidido por el juez Orlando Coscia e integrado por Alejandro Silva y Alejandro Cabral dio lectura a la acusación, a través de la secretaria Marta Ithurrart, a los ocho imputados.

De ellos sólo estuvo en la sala de audiencia el suboficial del ejército Carlos Alberto Benavídez, a quien precisamente se le imputa el delito de la detención ilegal, junto a otros miembros del Departamento de Inteligencia 182, de Herman.

Por video conferencia participan del proceso oral, desde Campo de Mayo donde cumple condena por delitos de lesa humanidad, Jorge Héctor Di Pasquale y desde la Cámara de Casación Penal en Buenos Aires lo hacen Oscar Lorenzo Reinhold, Jorge Eduardo Molina Ezcurra, Sergio Adolfo San Martín, Néstor Rubén Castelli, Marcelo Fernando Zárraga –todos militares- y el gendarme Emilio Jorge Sacchitella.

007 Escuelita VI SPN 10junio2019 FOTO Oscar Livera

Excepto Benavídez y Zárraga el resto de los acusados ya ha recibido condenas en los anteriores juicios por “La Escuelita”, el centro de detención clandestino que funcionó en el predio del entonces, en la dictadura del 76 encabezada por Jorge Rafael Videla, Batallón Ingenieros de Construcción 181, en ruta 22 de la capital neuquina.

Los imputados están acusados, entre otros, de los delitos de privación ilegítima de la libertad a la aplicación de tormentos. En el medio está la desaparición de Herman. Se los sindica, según los casos, de autores, coautores y partícipes necesarios.

La acusación fiscal está a cargo de los fiscales Miguel Angel Palazzani y Jorgelina D’Alessandro.

Actúan los defensores Gabriela Labat y Pedro Pugliese, éste sólo en nombre de Zárraga.

Los querellantes son Natalia Hormazábal y Mariana Dernis por el Centro de Profesionales de Derechos Humanos (Ceprodh) y Bruno Vadalá por la Asamblea Por los Derechos Humanos de Neuquén y Río Negro.

008 Escuelita VI SPN 10junio2019 FOTO Oscar Livera

La audiencia fue presenciada por dirigentes de organismos de derechos humanos de la región y público particular. La jornada de cierre del juicio está pautada para el 4 de septiembre.

El secuestro de Herman

Juan Marcos Herman tenía 22 años cuando en los primeros minutos del 17 de julio de 1977 un grupo de sujetos camuflados, entre ellos un soldado con uniforme, portando armas cortas y largas, irrumpió en el domicilio de sus padres, Matilde Alvarez y Juan, médico de profesión, buscándolo.010 Escuelita VI SPN 10junio2019 FOTO Oscar Livera

El joven estaba radicado en Buenos Aires donde estudiaba derecho en la UBA pero vacacionaba, junto a un amigo, en su ciudad natal. En la capital federal se relacionaba con la Juventud Peronista y Montoneros. Previamente había estudiado en la Universidad del Sur de Bahía Blanca, donde también militó en agrupaciones de izquierda.

Los secuestrados se movilizaban, según los testimonios recogidos posteriormente, en un Ford Falcon color oscuro y un Peugeot 504 rojo. Otras fuentes dijeron que el 504 era utilizado por el capitán del Ejército Miguel Isturiz.

Los testimonios y la documentación colectada involucra en el secuestro de Herman a miembros del Destacamento de Inteligencia 182, Sergio Adolfo San Martín, Jorge Eduardo Molina Ezcurra, Néstor Rubén Castelli, Marcelo Fernando Zárraga y Carlos Alberto Benavídez.

Después de mantenerlo un par de días en Bariloche la víctima fue llevado a Buenos Aires en un avión no comercial. El 18 de julio se lo ubica en el centro de detención clandestino El Atlético, un depósito de suministros de la Policía Federal en la capital del país.

IMG_5619

En ese lugar habría estado, por lo menos según el juzgamiento de 2010, hasta el 15 de agosto de 1977. Su detención nunca fue oficializada. Su desaparición forzada se juzgó en 2010 en Buenos Aires, 9 años después llegó a juicio la investigación de su secuestro en Bariloche por parte de un grupo de tareas que llegó desde Neuquén capital.

NM/#CoberturaColaborativa

Sindicato de Prensa de Neuquén

Comments are closed.

Proudly powered by WordPress
Theme: Esquire by Matthew Buchanan.