El regreso al horror en las voz testimonial de las y los denunciantes

Las audiencias del 18 y 19 de junio fue el arranque de la etapa de prueba y testimonios en el Juicio por delitos de Lesa Humanidad que se lleva a cabo en Neuquén.

Juicio Escuelita Vl 18junio2019 FOTO Oscar Livera 005

La sala de AMUC, en avenida Argentina al 1.600, se quedó sin capacidad para el público. Hubo periodistas en primera fila, integrantes de organismos de Derechos Humanos, vecinos, amigos y familiares de los testigos y un aire de juventud con la visita de tres cursos de estudiantes secundarios acompañados por sus docentes: dos grupos de un Centro de Enseñanza Media de Cipolletti y un tercer grupo -el día 19- de un secundario parroquial de Neuquén.

A diferencia de las primeras dos jornadas de audiencia, no hubo acusados en la sala.

Desde las pantallas en Buenos Aires o Marcos Paz, se pudo ver algunos de los imputados:  Néstor Castelli, Oscar Lorenzo Reinhold y Sergio San Martín. Es posible que el resto de los acusados con prisión preventiva estuvieran en la misma sala de Comodoro Py siguiendo las alternativas del juicio -porque se informó de su presencia-, pero no se los pudo apreciar claramente en la pantalla.

Las Madres de Plaza de Mayo filial Neuquén, siempre presentes, estuvieron en ambas jornadas a pesar del intenso frío y el viento gélido que bajó la sensación térmica a menos de dos grados durante la primera jornada de presentación de testigos.

Juicio Escuelita Vl 18junio2019 FOTO Oscar Livera 009

Inés Ragni y Lolín Rigoni, en primera fila. Oscar Ragni, siempre presente en todos los juicios.

En la sala también estuvieron representantes de la agrupación de jubilados «Rodolfo Walsh», que recordaron que tanto Cristina Parente como Enrique Esteban y Maite Oliva fueron integrantes de la cooperativa de periodistas que logró la construcción del primer edificio de altura de la ciudad, la Torre del Periodista, luego apropiada por el gobierno militar luego del golpe. Enrique Oliva -padre de Maite y exiliado en Francia tras el golpe- fue presidente de la entidad. El caso de apropiación de los departamentos por parte de la Policía Federal, Ejército y Marina está en investigación en el juzgado N° 2 de Neuquén como presunto delito económico de la dictadura.

La primera en declarar fue Teresa María Oliva. La periodista relató su periplo de secuestro y tortura; luego la búsqueda de su esposo Enrique Esteban durante los tres meses que permaneció cautivo en Bahía Blanca, los periplos del matrimonio hasta que fue liberado de la U9 tras ser «blanqueado» por la jefatura del V Cuerpo de Ejército y la persecución continuada y amedrentamiento que no cesó hasta 1983, cuando ya vivía en Buenos Aires.

Maite Oliva fue testigo, a su vez, del secuestro y liberación tras la tortura de la periodista Cristina Parente, que fue otra de las denunciantes que estremeció a los presentes con su relato de vida y padecimiento a manos de los torturadores en la delegación Neuquén de la Policía Federal en 1976. Un ensañamiento que reeditaron con crudeza y sin piedad el régimen que operó en un centro clandestino de La Plata, cuando ya fuera de la zona fue obligada por su familia a ir a buscar el título de periodista a la capital bonaerense.

Luego desde Buenos Aires, por sistema de videoconferencia, declaró Sergio Pollastri, quien conoció de boca del propio Esteban la descripción del horror y masacre en el centro clandestino bahiense, ya que estuvo detenido tres meses junto al trabajador de prensa cuando fue blanqueado como preso a disposición del Poder Ejecutivo en la U9 de Neuquén. Las circunstancias que rodearon el secuestro y la posterior aparición fueron descriptas por Osvaldo Ortiz, redactor en Rîo Negro en el tiempo del secuestro de Esteban.

Juicio Escuelita Vl 18junio2019 FOTO Oscar Livera 025

#CoberturaColaborativa del SPN

 

Comments are closed.

Proudly powered by WordPress
Theme: Esquire by Matthew Buchanan.