Los Pailos hablaron de las torturas en Cipolletti

Juan Domingo y Julio Eduardo Pailos describieron las torturas y la permanencia bajo secuestro en la comisaría Cuarta de Cipolletti después del golpe de marzo de 1976.

Declararon por los casos de Raúl Sotto, Ricardo Novero y Oscar Contreras. Los hermanos Pailos iban a declarar a principios de este juicio, pero se sentian perseguidos laboralmente y amenazados, razón por la cual el Tribunal derivó su testimonio a esta etapa a la espera de que los testigos -victima pudieran relatar «en condiciones de libertad».

Desde el inicio de sus declaraciones el tribunal les manifestó que fueron llamados a declarar en calidad de testigos y no como víctimas, dado que sus causas serán juzgadas en el tercer tramo de la causa por secuestros, torturas y desaparecidos en la región durante la última dictadura militar.

Cecilia Maletti

Así, Juan Domingo Pailos recordó que unas semanas después del golpe fue detenido en más de una oportunidad en la comisaría de Cipolletti.

“En una oportunidad me encontré con Contreras en el pasillo, le estaban pegando con un fusil en la espalda, lo vi porque a mí me llevaban al balde”. En su declaración también sostuvo que en la Comisaría de Cipolletti, estaban detenidos Raúl Sotto y Ricardo Novero.

Implicó a los imputados: Julio Villalobos, Miguel Angel Quiñones y a  Saturnino Martinez.  Este último “era el que más nos golpeaba”. También comprometió a Raúl Guglielminetti, a quién reconoció como la persona que “nos trasladaba en un falcon a mí, a mi hermano y a Sotto, para llevarnos a la Federal”.

Julio Pailos, por su parte, declaró que fue detenido al menos  en cuatro ocasiones “fui interrogado y torturado en todas y cada una de las detenciones”.

Matias Subat

En la primera detención, cerca de abril de 1976, permaneció en esa condición alrededor dos meses, dijo. En esa oportunidad recordó  haber sido liberado al medio día, pero que volvió a ser detenido en su domicilio horas más tarde “cuando estaba cenando, otra vez vinieron a buscarme”.

Al igual que su hermano, Julio Pailos, comprometió aún más el accionar de las fuerzas policiales rionegrinas durante el último golpe de Estado. Recordó que en la comisaría de Cipolletti estaban Saturnino Marinez y Julio Villalobos. “A Martinez lo conocía de chico y él mismo fue el que me secuestro”.

Julio también comprometió a  Gustavo Viton, sostuvo que él “era el de mayor jerarquía, mandaba a policías y a militares. Lo vi en una reunión que pidieron mis familiares y ahí vi a Viton, a Guglielminetti y al Sargento García”.

En este punto de la declaración, el ex jefe de la unidad policial Antonio Camarelli quien presenciaba la audiencia, reaccionó ante  las declaraciones, se levantó de su asiento y señalando al testigo, vociferó: «es una falsedad de este mentiroso».

Oscar Livera

El Fiscal Federal, Marcelo Grosso solicitó al Tribunal que aplique algún llamado de atención,  al ex jefe policial por los exabruptos hacia el testigo.

Desde la querella del CeProDH, Ivana Dal Bianco,  pidió que no solo se aplique un llamado de atención a Camarelli,  sino que también se le renueve el permiso a Soledad Díaz, hija de desaparecidos, quien no puede ingresar a las audiencias por haber insultado a los imputados.

 

 

Sindicato de Prensa de Neuquén

Fotos:  Cecilia Maletti/Oscar LIvera

Comments are closed.

Proudly powered by WordPress
Theme: Esquire by Matthew Buchanan.