Renunció el abogado de Camarelli

El abogado Mario Salvador Cáccamo renunció a continuar defendiendo al comisario (r) de la Policía de Río Negro Antonio Alberto Camarelli. Los jueces informaron que el planteo fue presentado de común acuerdo entre ambos, lo aceptaron y trasladaron la función a los defensores oficiales Eduardo Peralta (titular), Gabriela Labat y Alejandra Vidales.

 

Los defensores oficiales también aceptaron la defensa de Camarelli, pero solicitaron que el juicio se suspenda una semana para conocer el expediente en su caso. El Tribunal -que ya había resuelto suspender la audiencia de mañana viernes por desestimiento de testigos-, aceptó en parte la solicitud y, en definitiva, resolvió reanudar el debate el jueves 26 -correspondía hacerlo el día anterior- con el cronograma de testigos original.

 

De los 22 imputados en la causa -quedó fuera del juicio el teniente coronel (r) Mario Alberto Gómez Arena y fue suspendido el enjuiciamiento del teniente coronel Luis Alberto Farías Barrera, en ambos casos por enfermedad-, el único que asistió a las audiencias de testimoniales fue precisamente Camarelli.

Oscar Livera 18 de abril

A través de una fuente, Camarelli ratificó que el desestimiento de Cáccamo fue acordado y obedeció a compromisos del abogado en otras causas y la dificultad que le planteaba tener que trasladarse varios días de la semana desde su residencia en Viedma a Neuquén.

 

Esta alternativa dio paso a un cruce de cuestionamientos y planteos entre querellantes y defensores, aunque el Tribunal se limitó a resolver aquellos que tienen que ver con el desarrollo del juicio oral y trasladó para más adelante los otros.

 

Juan Cruz Goñi, querellante de la APDH de Neuquén, solicitó al Tribunal que comunique al Colegio de Abogados la renuncia de Cáccamo “para que se lo sancione, porque su renuncia en pleno desarrollo del juicio es una falta grave y perjudica el normal desarrollo del proceso”, sostuvo.

 

Por su parte Rodolfo Ponce de León, defensor del policía rionegrino Oscar Ignacio del Magro, arremetió contra el querellante Marcelo Henritzken Velasco, quien no asistió a la audiencia de la tarde de ayer y el miércoles se había retirado antes de la finalización de la jornada.

 

“¿Y el doctor Henritzken Velasco?”, le planteó Ponce de León a los jueces. “No sé”, respondió secamente el presidente, Orlando Coscia.

“Si se ausenta cuando se tratan cuestiones que no tienen directa relación con su representado (Rubén Ríos), que se le impida repreguntar cuando se abordan esos casos”, argumentó Ponce de León.

Por el secuestro de Virginia Rita Recchia, que comenzó a ventilarse el miércoles, en la tarde de la víspera declaró el ex policía de Neuquén Pedro Diógenes Vázquez, quien según consta en el expediente era carcelero de la alcaidía provincial a donde se llevó a Recchia. Pero Vázquez -en la actualidad de 78 años- dijo no recordar nada de declaraciones que había realizado, y firmado, ante el juez de instrucción Rodolfo Rivarola en 1986.

 

Las partes no insistieron en su declaración, probablemente, porque no suma ni resta a los elementos ya reunidos en la causa. También declaró el ex soldado Héctor González, quien aportó algunos datos sobre la permanencia del desaparecido José Delineo Méndez, quien también era soldado en ese momento pero estaba destinado en Junín de los Andes y está desaparecido, en el Batallón de la ruta 22.

 

En otro aspecto, ante las preguntas aludió al funcionamiento del centro clandestino de detención “La Escuelita”, en terrenos del Batallón, y a la fuga que de ese lugar protagonizó Hugo Obed Inostroza Arroyo.

 

Sindicato de Prensa de Neuquén

Fotos: Oscar Livera/Matías Subat

Comments are closed.

Proudly powered by WordPress
Theme: Esquire by Matthew Buchanan.